Los rankings y la comunidad en Super Smash Bros. (1/2)

Agradecimientos a mARry por la imagen de cabecera.

Aunque mundialmente aceptados y recreados, los rankings pueden ser un tema algo divisorio en la comunidad de Smash Bros. A raíz de esto, he formulado una serie de preguntas a varios jugadores para conocer su opinión sobre su uso y existencia.

B: Balleno

K: Kenko

R: Robo~Luigi

¿Te posicionas a favor o en contra de los rankings como método para clasificar el nivel de los jugadores?

B: Aparte de que el “nivel” de un jugador no es algo que se pueda medir, no creo que ningún algoritmo fuese capaz de mostrarlo, los compararía con los scouters de Dragon Ball, que probaron ser solo una pequeña referencia de la realidad, que es como veo los rankings actualmente.

K: No estoy en contra de los rankings en sí, estoy en contra del sistema en el que jugamos que fuerza su existencia. Los rankings y el competitivo se centran y fomentan el crecimiento individual que es bastante más improductivo en cuanto a la obtención de resultados y metas respecto a la cooperación. El formato estándar de torneo implica un seeding y por lo tanto algún tipo de ordenación numérica de los jugadores basada en sus resultados individuales. Por otra parte, opino que cada jugador/a debería decidir si hacer pública o no esta información. 

R: Estoy de acuerdo con el uso de un ranking como incentivo para jugadores de cualquier nivel para intentar escalar o mantenerse primero. Pero con el tiempo me han parecido mejores los rankings que siguen unos criterios de puntuación por encima de uno hecho a dedo por panelistas ya que no es fácil mantenerse objetivo a veces.

Haciendo balance, ¿crees que el impacto de los rankings en los jugadores es mayormente positivo o negativo?

B: Depende de la mentalidad de cada jugador, creo que a la mayoría de la comunidad no le afecta. A una pequeña parte le motiva a mejorar y a otra pequeña parte le come la cabeza de forma insana. Mi objetivo es que estos últimos se rayen lo menos posible, ofreciéndoles, por ejemplo, la posibilidad de no aparecer en el ranking, que es lo que hemos hecho en esta última temporada en Asturias.

Otro factor es lo que tiene en cuenta el ranking: si castiga mucho las derrotas los jugadores pueden verse motivados a no asistir a torneos, aumenta la presión en cada partida… Y al contrario ocurre lo mismo: si beneficias la asistencia pues la gente irá a más torneos. La clave es buscar un balance pero me parece más importante la comunidad que el “realismo” de un ranking.

K: Mayormente negativo. No niego que individualmente pueda dar algún que otro pico de felicidad momentánea pero en cuanto a progreso general es un despropósito. Una de las funciones de un ranking público es subrayar el hecho de que un jugador/a es mejor o peor que otro/a, algo que en mi opinión es improductivo y puede resultar desmoralizante, razón más que de sobra para eliminarlos.

R: Siempre va a haber algo de polémica, pero creo que al final alimenta las ganas de viajar más o pegar subidón de nivel aunque a veces pueda ser o parecer que algunas regiones o jugadores se hayan visto beneficiados en un ranking.

Imagen

Ranking v7 de Smash AsturiasImagen por Morla.

¿Harías cambios notables en rankings que siguen la metodología del PGR y similares, populares en la actualidad?

B: El PGR es de los rankings que menos me gustan, el valor de un evento se categoriza únicamente por la asistencia de tops, y los tops son tops por ganar torneos a los que van tops, creo que es fácil ver por dónde voy… Eso, además de que tienen una gestión de lo que es la temporada bastante rara: valoran cómo quedaste respecto a otros tops en un mismo torneo, cosa que me parece una tontería e incitan a dejar de ir a torneos a partir de cierto punto.

El ranking de SBS creo que va por el camino correcto, aunque haya pequeños aspectos con los que no esté de acuerdo, y a esa escala no creo que se me ocurriese nada mejor que lo que ya han hecho.

K: No se me ocurre ningún cambio importante para que los rankings ofrezcan una representación aún más fiel respecto al nivel real de un jugador/a (que ya es un concepto bastante complejo de por sí). Si acaso fomentar la participación entre regiones y que los jugadores/as viajen más (esto depende de la situación personal de cada uno/a) para tener un mayor número de datos y obtener resultados precisos. Además vuelvo a hacer hincapié en que la decisión de aparecer o no en un ranking debería quedar en manos de cada jugador/a. 

R: No estoy metido en ese tipo de asuntos, así que tampoco puedo opinar demasiado. Pero el sistema no me parece malo, aunque quizá se tendría que balancear el valor de los torneos que puntuan según el caso.

¿Alguna anécdota/historia curiosa que te haya ocurrido respecto al tema?

B: No es una anécdota, pero cualquier ranking puede ser ordenado como se quiera utilizando el algoritmo correcto.

K: Pues sí, es sobre el ranking en Madrid. Hace un tiempo que no hacemos uno (yo me niego a formar parte de su elaboración) y el caso es que algunos miembros del staff se han puesto a ello y me obligan a formar parte, lo cual me parece gracioso y frustrante a partes iguales. Lo mismo que para el ranking nacional pero ahí la posibilidad de discusión respecto a aparecer o no es bastante más limitada.

R: No puedo contar mucho, aunque sí que me han tirado un par de pedradas por estar primero en los primero rankings de Smash 4, los cuales eran hechos por panelistas, aunque nada grave (risas).

Imagen

Ranking de Smash Bros. Sevilla. Imagen por Decade.

¿Qué le dirías a los nuevos jugadores que pudiesen unirse a la comunidad en Ultimate y entrasen con expectativas de escalar posiciones en su ranking local / aparecer en el ranking nacional?

B: Que se lo tomen con calma, y que todo es relativo. No tienen en cuenta que el resto de la comunidad también mejora a la vez que ellos o sea que es muy difícil saber cuánto has mejorado en general, solo respecto a los demás.

K: Intentaría hacerles cambiar de motivación para mejorar e intentaría hacer que busquen metas más realistas y satisfactorias.

R: Que no se obsesionen con este tipo de cosas, lo principal es disfrutar del juego y si realmente tienen ganas de ir más, los frutos irán llegando con el tiempo ya que hay que perder mucho antes de empezar a ganar de verdad, pero siempre siendo autocrítico y manteniendo una mentalidad sana para sacar lo mejor de esas derrotas y corregir fallos sin desanimarse.

A nivel personal, ¿afecta la existencia de los rankings a tu actuación en un determinado evento? Miedo a tener una actuación por debajo de tus expectativas, motivación para intentar ganar a aquellos que se encuentran por encima tuya, etc.

B: Suelo tener en cuenta el ranking en los torneos, supongo que por ser panelista. Creo que me tomo bien los resultados, e intento que los demás también se los tomen así, pero a veces no es posible.

K: La existencia no me incomoda demasiado, es el hecho de aparecer lo que me resulta desagradable y me descentra: es algo que a todos nos afecta en mayor o menor medida. No tengo en cuenta si voy a estar más alto o más bajo en el ranking cuando compito. Por ejemplo, esta última season ya sabía que iba a estar más bajo nada más empezar, ya que no he entrenado duro ni tenía intención de hacerlo, y eso obviamente se va a ver reflejado en mis resultados; no necesito un número que me lo diga. Tampoco me motiva ganar a alguien que tenga un numerito más valioso que el mío, es un concepto que me resulta bastante absurdo. Lo que me incomoda es estar ahí, simplemente, recordando constantemente y de forma innecesaria el hecho de que alguien es peor o mejor que yo.

R: Como jugador que ha estado rankeado primero durante gran parte de los inicios del juego y no considero que me haya afectado, sinceramente. Sí que notas algo más de presión y quieres evitar el upset a toda costa, pero es algo que acaba ocurriendo porque el nivel de juego sigue aumentando y cambiando y no te puedes permitir quedarte atrás o infravalorar a nadie. Al menos para esta última temporada de ráking estoy contento con haberme mantenido en el top10 durante toda la vida del juego aunque haya acabado raspando la décima posición, pero ya sea por falta de actividad o lo que fuera, esta última temporada ha sido mi peor performance y creía que me iba a ir fuera, así que no me puedo quejar.

En la segunda parte, haremos un análisis más profundo de la materia de mano de Adrik.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *