El mindset en el Smash competitivo (parte 4): ¿Y cuando todo sale mal?

Seguimos hablando del mindset (o mentalidad) del jugador competitivo en esta serie de artículos. Esta vez vamos a afrontar el peor resultado, la situación más temida: el fracaso total. Cuando todo sale mal, sí.

Has venido preparado para este torneo. Venías a comerte el mundo (y a tus contrincantes). Sin embargo, ha ocurrido lo contrario: has mordido el polvo y a quien han comido ha sido a ti.

Sin embargo, el fracaso no solo existe tras un set o torneo: durante este también puede darse. Te has autodestruido, no estás jugando como toca o directamente las cosas no están yendo bien. ¿Te dará tiempo a reponerte? ¿Podrás retomar la partida y darle la vuelta?

Todo esto dependerá, en gran parte, de tu mindset. Y, también, de si eres capaz de aprender de esas derrotas o si simplemente no valdrán para nada más que para frustrarte. De cada combate se aprende algo, y si no ha ido bien, podrás fijarte en qué has hecho mal para que no ocurra de nuevo.

Y es que para triunfar en cualquier cosa en esta vida, antes hay que fracasar. No lo digo yo, sino muchísimas personas que han llegado al éxito en múltiples disciplinas, ya sean competitivas o no. ¿Ejemplos? Los hay para dar y tomar. Esta es una frase del legendario jugador de baloncesto Michael Jordan: “He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces han confiado en mí para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida. Y eso es por lo que tengo éxito“.

Incluso, podemos citar al hombre que con su liderazgo llevó a la victoria del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill. Estas son dos frases suyas: “El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” y “El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal: lo que cuenta es tener el coraje para continuar”.

Finalmente, citaré a Thomas Alva Edison, conocido por ser el inventor de, entre otros aparatos, la bombilla, el fonógrafo o la cámara de cine. Estas dos son frases se le atribuyen: “No he fracasado. He encontrado 10 000 maneras que no funcionan” y “Muchos de los fracasos de la vida son de personas que no se dan cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidos”.

¿Es lo suficientemente inspirador? Parece evidente que la clave para triunfar no solo en Smash, sino en algo, es ser capaz de ser perseverante y no rendirse. La experiencia ayuda a reponerse y a conocer más. Permite que aprendamos de nuestros errores y no volvamos a cometerlos. Pero claro, para ganar, antes hay que perder.

Para la redacción de este artículo me he puesto en contacto con tres jugadores de alto nivel de la escena competitiva española. Todos tienen en común no solo su éxito, sino su amplia experiencia como Smashers desde hace años. En concreto, tengo el testimonio de Pepo, actualmente el mejor jugador de España según el último ránking oficial de Smash Bros. Spain, el de Kiro, que ahora mismo es el número 20 del mismo ránking, y con Greward, un jugador que a pesar de estar situado ahora en el puesto número 32 estuvo en el primer puesto del país hace no mucho.

Foto: Dr. DVD, Roll Dinasty Tournament

Aprender de los fracasos

Empecemos siendo fatalistas. Estamos en esa situación desastrosa en la que las cosas no habrían podido salir peor. ¿Qué podemos aprender de ello?

Por ejemplo, nos han dado una enorme paliza. ¿Qué podemos aprender de algo así? La mayoría de estos jugadores piensan que de esta situación es complicado sacar algo, pero también puede esconder una oportunidad. Kiro explica que “cuando la diferencia de nivel es demasiado grande ninguna de las partes aprende nada”, al igual que Pepo, que cree que si ha sido algo abrumador es complicado extraer algo. Sin embargo, los tres tienen algo que aportar al respecto: Greward comenta que “cuando te apalizan tienes que sacar algo de ahí“, y más que analizar el combate, lo importante en estos casos es “evaluar el porqué, ya que incluso con un matchup malo, es muy probable que en esa paliza haya habido una diferencia de skill notable”. Kiro nos sugiere que le pidamos consejo a ese player en cuestión: “si le preguntas a esa persona sabrá sacar a relucir tus fallos más que tu mismo”. También nos aconseja que nos tomemos la situación con calma, ya que probablemente esa persona fue derrotada de forma similar en su día y “eso no le ha parado para estar donde está, ahora depende de ti llegar a ese nivel”, explica.

Pepo nos expone su punto de vista: “Cada derrota es un mensaje, una oportunidad, esperanza. Lo primero es que te transmite que no puedes confiarte, que hay que seguir adelante. Lo segundo es una nueva ventana de mejoría, y ya es bien sabido que de las derrotas se aprende más”, detalla. Comenta de nuevo que si la diferencia no ha sido abrumadora, vale la pena aprender de lo que ha pasado en el combate, por lo que sugiere “ir a muchos torneos, ya que trae mayores oportunidades para demostrar nivel y no acarrea ese miedo a fallar que se da cuando hay pocas oportunidades”.

Explica que él en lo personal se inspira mucho en la película El Club de la Lucha, de David Fincher, no solo para el Smash, sino para su vida diaria: “‘El hecho de perderlo todo nos libra de muchas constricciones sociales‘”, cita él mismo. “Cuando has fracasado tan absolutamente ya te deja de dar ese gran miedo la derrota y tienes una ventaja enorme contra el rival cuando puedes jugar libremente, sin presión. Esto también permite derivar en que jugar con el objetivo de ganar puede limitarte, y esa libertad de la que he hablado antes es más notoria cuando juegas por pasión”, explica.

Todo esto nos lleva a preguntarnos cuál es la mejor forma de aprender de una derrota. Kiro comenta que este tema “depende de cada uno, al igual que cada persona juega diferente, cada uno asume las derrotas a su manera y saca algo distinto”. Explica que las derrotas “son parte de la competición” y aunque comenta que “a la mayoría solo le gusta ganar”, es importante “asumir que es parte del mundo en el que nos movemos y tomárselo con filosofía”. Aconseja que analicemos los sets y preguntemos a los top players a los que tengamos acceso sobre nuestras derrotas, ya que “la mayoría de ayudarán”, según su punto de vista.

Pepo también nos anima al análisis. Aunque comenta que hay muchas causas que pueden derivar en una derrota, lo importante es comprobar “si las razones han sido mentales y físicas o producidas en el propio juego”. Si es el primer caso, lo importante es “revisar si ha tenido peso y ver cómo solucionarlo”. Y a la hora de hablar de la actuación en el propio juego, sugiere que nos hagamos este tipo de preguntas: “¿Qué kill condition ha utilizado el rival que no he sabido evitar? ¿Dónde me ha subido más porcentaje? ¿Me ha ganado por MU y cómo debería jugarlo? ¿Podría haberle presionado mejor? ¿Podría haber jugado entorno a mis kill conditions? ¿Podría haber extendido más mi combo convirtiendo mejor mi starter?”. Explica que es importante hacerse estas preguntas a uno mismo e intentar responderlas, haciendo toda esta introspección en frío y si es posible con las partidas grabadas delante.

Greward sugiere no achacar la derrota únicamente a factores externos como “malos matchups, el mando o similares”. Recuerda que siempre podría haberse hecho mejor, por lo que cabe tener en cuenta que “el factor jugador es lo más importante“.

Foto: Dr. DVD, Roll Dinasty Tournament

Recuperarse de un error

A muchos jugadores se les cae el mundo encima cuando, en mitad de un combate, ocurren situaciones que destruyen por completo su mindset, incluyendo los famosos selfdestructs. Estas situaciones son especialmente dolorosas porque no solo le dan una ventaja gratuita al rival, sino porque se han producido única y exclusivamente por un fallo nuestro (y quizá muchas personas hayan podido verlo en directo…).

Kiro no tiene problemas en admitir que tiene muchísimo bagaje con el tema de las autodestrucciones: “Esto es algo que a mí me ha ocurrido más veces de las que puedo contar así que tengo bastante experiencia en este aspecto. Algo que hago cuando me ocurre esto es pensar en situaciones similares que me hayan ocurrido en el pasado y de las que salí airoso, ya que es una forma de automotivación”. También nos recuerda que en Smash 4 no es poco común el hecho de hacer 2 stock al rival, incluso entre jugadores de nivel similar, por lo que perfectamente se puede ganar sin perder esa vida porque es “algo que el juego permite”. Lo más importante, sugiere, es “hacer un esfuerzo consciente para que las palabras ‘he perdido’ no pasen por tu cabeza”. De hecho, explica que se puede aprovechar esa situación: “Otro factor que puedes tener en cuenta es que tu rival va a estar más confiado de lo normal porque por su cabeza han pasado las palabras ‘he ganado’, y eso es un error casi tan grande como pensar que has perdido”. Sugiere que nos aprovechemos de ese exceso de confianza, ya que “si cambias el momentum a tu favor no es probable que se recupere”.

Pepo comenta que a menudo busca “situaciones de comeback en los videojuegos” porque enseñan que “es posible remontar lo irremontable, ya que si alguien lo ha hecho, yo también puedo”. De hecho, explica que otra motivación posible para el jugador es pensar en el hecho de “no regalar la partida” y que “hay que ser fuerte al final, ya que eso te permite ponerte al límite”, hecho que nos puede llevar a “jugar más safe o aprovechar mejor las oportunidades de kill, en especial en Smash 4, en el que el porcentaje es solo un indicador de cómo puedes llegar a quitarle la stock).

Por su parte, Greward sugiere que nos tomemos esa situación con calma y redistribuyamos nuestros pensamientos para pensar en cómo remontar: “Normalmente me paro en la plataforma de respawn” para ello, según comenta. De hecho, al igual que Kiro, cree que un jugador con mucha ventaja “normalmente se relaja un poco”, por lo que es “más fácil que se despiste y le outplayees”. También recuerda que “estar al borde de una remontada por parte de tu rival genera muchos nervios”, hecho que aconseja aprovechar para darle la vuelta a la partida.

La situación de posible comeback también puede darse tras perder un primer match de manera clara. Hay situaciones en las que uno va perdiendo 1-0 (o 2-0 en los Best of Five) y parece que el set ya es del rival. Sin embargo, hay formas de reponerse desde el punto de vista psicológico y tener un mindset apropiado para afrontar la situación y conseguir sobreponerse.

Kiro nos sugiere que pensemos en nuestras posibilidades: “Si realmente crees, y con crees me refiero a que SABES que puedes ganar, perder la primera partida no es más que un leve tropezón y no se le debería dar mayor importancia”. Explica que a muchas personas les parece muy grave perder el primer game, pero también recuerda que “no hay que subestimar el impacto psicológico que tiene en el rival el empatar un set”.

Pepo comenta que esta situación no es muy diferente a la que se da con un selfdestruct: la distinción principal reside en que en “esta situación es incluso más fácil de remontar adaptándose, ya que en cada torneo hay una cantidad de reverse 2-0 o 3-0 bastante grande”. Además, también comenta que ayuda “el hecho de que es bastante probable que el rival se confíe y podamos usar eso a nuestro favor, creando incluso un impacto desfavorable para ellos mismos cuando se den cuenta de que les podemos remontar”. Aún con todo, explica que es importante que “después de perder el primer o segundo game hay que una pequeña pausa, respirar e intentar pensar en qué se puede hacer para derrotar al rival”, ya que eso sirve para “relajarse, pensar mejor y no jugar de manera precipitada o desesperada”. Lo justifica comentando que “lo de esperar un poco y respirar es importante porque la tendencia más inmediata es ir rápidamente al siguiente game algo alterados“, cosa que puede ser muy negativa en una partida que puede decidir el resultado de un set.

Greward explica que en esa situación hay que pararse a pensar un poco antes de seguir: “¿Por qué me ha apalizado en esa partida? Hay que sacar toda la información obtenida para hacer un adapt fuerte y valorar lo ocurrido”. Por otro lado, nos recuerda que pase lo que pase en mitad de un set, el objetivo nunca cambia: “Hay que ganar X partidas siempre. Si vas 0-2, sigues teniendo que ganar tres partidas de todos modos: tu objetivo no ha cambiado“. Lo mismo ocurre con sets al mejor de 3: sigue siendo necesario ganar dos. “Mantener la cabeza fría es la clave”, concluye.

Foto: Dr. DVD, Tech Republic III

Sacando un mal resultado

Sin embargo, ahora no vamos a hablar de partidas o sets: el resultado ya está dado. Has perdido y no se puede hacer nada. Has fallado en winners, e incluso ha sido contra alguien que “no te debería haber ganado” y tienes que enfrentarte a comentarios del estilo de “¿Te ha ganado Fulanito? ¿Cómo es posible?”. ¿Cómo podemos afrontar el resto del torneo desde el punto de vista del mindset?

Kiro nos recuerda que “nadie decide quién debería ganar a quién de antemano por mucho que el seed 1 del torneo se enfrente al 40 porque no estamos siguiendo un ‘guion’“. Explica que es importante que no debe alterarnos lo que la gente nos recrimine: “Si te afecta no deberías cometer el error de jugar para otros en lugar de para ti, ya que tu objetivo debe ser siempre mejorar tú mismo”. Nos recuerda que si todavía estamos en el torneo no está todo perdido: “Trata de recomponerte lo antes posible pero sin forzarte, esto puede ser difícil pero forma parte de la competición y es algo con lo que todo el mundo debe aprender a lidiar”. Reconoce que él mismo tuvo problemas con esto en el pasado: “Sé lo difícil que puede llegar a ser seguir jugando en esas condiciones, pero recuerda que no es cuestión de ganar o perder, sino de mejorar”, explica.

Pepo nos recuerda que Smash 4 es un juego algo inestable, por lo que “muchos factores pueden llevarnos a la derrota”, como un “un microfallo, desconocer un MU o sucumbir ante emociones negativas”. De la misma forma, explica lo siguiente: “He aprendido que no vale la pena desprestigiar el juego de los demás. Si nos ha ganado alguien es porque esa persona ha conseguido explotar algún factor mejor que nosotros”. De hecho, sugiere que “el constante dilema de soy mejor que X o Y es algo que hay que olvidar en el juego. Es importante librarse de todos esos miedos a fracasar o quedar mal”. Comenta que lo importante es conseguir eso y centrarse “en disfrutar de la partida y buscar el camino para ganar”, hecho que lleva a que los resultados mejoren. También quiere recordarnos que hay que “ver ese presente como algo efímero”, ya que la gente siempre va a intentar juzgar y que nos centremos “en dar lo mejor en losers, ya que el torneo no está acabado aún”.

Greward, por su parte, cree que es complicado generalizar en esta situación porque “es muy personal y depende de cómo la persona afronte las situaciones adversas”. Explica que a algunos les va a ir mejor desconectar un poco, ir a ver combates y socializar, mientras que quizá a otros les ayude más “ponerse a jugar a fuego, sea con quien le ha vencido o con el que sea”.

Y ya, lo inevitable: una derrota nos ha sacado fuera. Nos tenemos que ir a casa. Esta situación es la peor que puede darse en el torneo, por lo que puede afectar a nuestro mindset. Sin embargo, como ya sabrás, solo puede ganar una persona el encuentro, por lo que todos los Smashers que conozcas (incluso gente como ZeRo o MKLeo) se han tenido que enfrentar a esa situación en múltiples ocasiones. Y tú la afrontarás en el futuro, seas quien seas, querido lector.

Kiro nos comenta que es complicado pensar en esa situación, sobre todo si ocurre mucho antes de lo que esperábamos: “En ese momento pasan muchas cosas por tu cabeza. Una combinación de ira y decepción contigo mismo, que no has cumplido las expectativas que tenían de ti y eso te frustra hasta decir basta. Sé esto bien porque he estado ahí”. Sin embargo, nos comenta que todo cambió cuando se dio cuenta de una cosa: “Ese no iba a ser mi último torneo. Más torneos implican más oportunidades para poner en práctica lo que has aprendido de tu derrota anterior”. Comenta que es algo similar a un “examen de recuperación”. Por ello, recuerda que aunque ese momento nos parezca el fin del mundo, “no es así porque siempre hay más oportunidades a la vista”.

Pepo cree que esta situación es de las peores, “en especial por el mal sabor de boca que deja”, y él mismo admite que a pesar de que ahora es el mejor jugador de España según el último ranking oficial de Smash Bros. Spain, él no se libra de ella tampoco. De hecho, nos recuerda que en su caso “el Roll Dinasty 2 me dejó bastante mal, por lo que me aguanté y me prometía  mí mismo que me tomaría el competitivo más en serio”. Como Kiro, explica que “a cuanto mayor sea la cantidad de torneos uno asista, menor será esa mala sensación”. De hecho, en la segunda parte de esta serie de artículos sobre el minset, PEPESPAIN nos comentaba que con la experiencia al final todo se resume “en un torneo más”.

Foto: Dr. DVD, Roll Dinasty Tournament 2

Consejos para que los fracasos no afecten al mindset

Vale, todo ha salido mal. Sin embargo, ¿qué podemos aprender? Muchos usuarios sienten que su desempeño en torneos no es acorde a su skill real, o necesitan ayuda porque perciben que no paran de meter la pata en torneos y se desaniman, llegando incluso a no querer asistir a ellos.

Pepo recuerda a esos usuarios que el resultado en un torneo “depende mucho de la bracket, los enfrentamientos o elementos como el estado de ánimo, así que muchas veces pueden variar nuestros resultados, mayormente si se tiene un estilo de juego, un personaje o una mentalidad algo inestable”. Por ello, repite la sugerencia que dan muchos top players: “Mi consejo es ir a más torneos y no fijarse tanto en el resultado, sino en ver si podemos ir superando esos fallos que vemos que hemos cometido en nuestros anteriores encuentros. A largo plazo ya veréis que se escala bastante con constancia y fuerza”, explica.

Kiro también habla de esos factores externos que pueden afectar al desempeño: “Nervios, que si la gente hace mucho ruido, que si la tele es muy grande”. Explica que “en un torneo nunca vas a jugar como en tu casa, y creo que ese es un aspecto que la gente descuida mucho”. Por ello, aconseja que se trabaje el hecho de “aprender a controlar tus nervios, ignorar tus alrededores y mantenerte concentrado”, hecho que, de nuevo “se consigue yendo a tantos torneos como puedas y haciendo un esfuerzo consciente para evitar que estos factores externos te afecten lo mínimo posible”.

Greward también le da importancia a la experiencia: “La solución a muchos de estos problemas es asistir a torneos. A cuantos a más vayas, más acostumbrado estarás a la situación y al final te pondrá mucho menos nervioso”, comenta. De hecho, explica que esto ocurre siempre, en mayor o menor medida, incluso en personas con experiencia.

A la hora de pedirles consejos concretos para novatos, Kiro nos comenta que “meter la pata no es algo malo”. De hecho, considera que “solo el hecho de que estés presente en el torneo ya es una demostración de fuerza“. Así lo justifica: “¿Por qué crees que la scene competitiva es más pequeña que la casual? No todo el mundo tiene el valor necesario para asistir a un torneo, y eso es algo que se subestima mucho. Si metes la pata significa que lo has intentado, que es más de lo que puede decir mucha gente. Y tendrás más valor todavía cuando asistas a tu siguiente torneo porque has tenido el valor de no rendirte y seguir intentándolo”.

Pepo, por otra parte, insiste en que los resultados vienen después del juego: “No penséis en ellos antes o durante. En el juego solo importa disfrutarlo, fluir con él y adelantarse al rival en descubrir cómo ganar. Sed fuertes y creed en lo que podéis convertiros. Nada de ‘lo importante es participar’ y esas cosas”.

Greward nos comenta que el mindset es algo peculiar: “Si sientes que tienes mala suerte en los torneos la tendrás porque te estás autocondicionando“. Por ello, explica que “una persona que cree que no puede ganar tendrá menos posibilidades que una que cree que puede hacerlo”. De hecho, comenta que si uno siente estrés con el juego, puede ser bueno “dar un paso atrás y reevaluar tus pensamientos respecto al juego”, por lo que a veces “tomarse un descanso puede ser una buena idea o simplemente meditar y aplicar nuevos pensamientos para darles otro enfoque”.

Por otro lado, yo personalmente le pregunté a Kiro acerca de sus lecturas relacionadas con el aspecto mental de la competición. Este jugador nos aconseja The Will to Keep Winning, del top player de varios fighting games Daigo Umehara, y The Inner Game of Tennis: The ultimate guide to the mental side of peak performance, de W. Timothy Gallwey, capitán del equipo de tenis de la universidad de Harvard. Explica que el primer tomo le ofreció “nuevos puntos de vista sobre la competición que nunca había considerado y el segundo me enseñó a sacar lo mejor de mi habilidad y me ayudó a aprender”. Nos explica que su siguiente lectura será The Mindful Athlete: Secrets to Peak Performance, de George Mumford, un exjugador de baloncesto especializado en mindfulness.

Y esto es todo por ahora. Nos vemos en el siguiente artículo dedicado al mindset en Smash.

4 thoughts on “El mindset en el Smash competitivo (parte 4): ¿Y cuando todo sale mal?

  1. Está super guapo y super currao. De momento, la parte que más me gusta de todas. Al fin y al cabo el smash es una guerra de mentes y psicológica. Cada uno tiene su forma de mejorar su mindset, algunos estudian sus partidas a muerte, otros prefieren calentar mucho y hacer muchas freeplays y otros escuchan música o meditan en soledad.

    1. Muchas gracias por tu comentario. Lo cierto es que el valor de los artículos va a depender en gran parte de la calidad de las respuestas de los entrevistados. Y lo cierto es que no me puedo quejar: todo el mundo quiere no solo ayudar, sino dar respuestas valiosas. Basta con ver este artículo o cualquier otro relacionado con el mindset.

      El siguiente artículo llegará pronto. Estad atentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *