El mindset en el Smash competitivo (parte 5): La influencia de los factores externos

Aquellos jugadores que hayan estado siguiendo esta serie de artículos sobre el mindset en el Smash competitivo ya sabrán de sobra que una correcta mentalidad a la hora de afrontar no solo los combates, sino los torneos, son clave para el éxito. Nuestra preparación, entrenamiento, estudio de nuestros contrincantes y otros múltiples factores se suman de manera progresiva para construir al jugador competitivo que gana combates, aprende, progresa y crece como Smasher.

Sin embargo, por desgracia, siempre habrá algunos factores que escaparán de nuestro control. Por mucho que cuidemos a fondo todos los detalles, jugar en un torneo es una situación excepcional y distinta de “lo normal”. Como Kiro explicó en declaraciones dadas para la redacción del artículo anterior, “en un torneo nunca vas a jugar como en tu casa“. Y eso es cierto. El tamaño del televisor no va a ser el mismo que el de tu cuarto o salón. Va a haber gente moviéndose, gritando y personas hablando a tu alrededor: el silencio es un elemento inexistente en cualquier evento grande, y menos aún un torneo de Smash.

Los espectadores inesperados en algo tan simple como el primer combate de pools también pueden aparecer en cualquier momento, e incluso podrían ocurrir accidentes en mitad de un match que puedan afectar a la partida (cosa que no debería pasar nunca, pero todos somos humanos y los TO no pueden controlarlo todo). Por ejemplo, no es imposible que alguien nos pegue un golpe o nos pise sin querer mientras estamos jugando, que algún iluminado desconecte por error algún ladrón o desenchufe sin darse cuenta la tele o la consola para conectar su móvil o que otro jugador despistado se crea que estás jugando friendlies y se ponga a hablarte.

Todos esos elementos externos van a estar ahí siempre, y con suerte podrás evitarlos, pero en otras ocasiones no lo podrás hacer. Por ejemplo, a mí mismo en el primer Roll Dynasty estuvo a punto de caerme encima de la cabeza una cámara de vídeo con su trípode colocada a una altura superior en mitad de un combate de pools. Obviando la posible lesión física que podría haber sufrido (no me preguntéis cómo estando en mitad de la partida fui capaz no solo de levantarme de la silla a tiempo para esquivar el golpe, sino de ganar), simplemente actué con naturalidad e hice como si no hubiera pasado nada para centrarme en lo que en ese momento era importante: competir y vencer a mi contrincante.

Otros factores externos a la partida pueden darse con más intensidad si tu combate va a ser stremeado en directo. Para empezar, el público de tu match será mucho mayor (tanto presencial como a distancia vía Internet) y vas a verte en la tesitura de ir a un lugar protagonista y apartado de la masa de televisores. Y luego falta recordar que tu combate será grabado y posteriormente subido a YouTube, por lo que podrán verlo cientas o incluso miles de personas.

Por todo esto, hay que tener siempre esto muy presente: Los elementos externos siempre van a estar ahí. Y lo que es más importante: son absoluta y completamente incontrolables, hagas lo que hagas. Lo único que puedes hacer es intentar minimizar sus efectos. Y evidentemente, ahí entra de nuevo tu mindset, que te ayudará a “hacerle adapt” al ambiente de los torneos, hostil para más de un jugador.

Este tema, como el propio Kiro nos recordaba, “es un aspecto que la gente descuida mucho”, y lo cierto es que tiene razón. Los jugadores competitivos se centran mucho en aprender sobre el propio juego, pero se olvidan de que también tienen que entrenar su adaptación a ese ambiente único que impera en los torneos y que puede influir en el desempeño e incluso en el disfrute del evento.

Para la redacción de este artículo me he puesto en contacto con tres jugadores de diferente nivel bastante conocidos a nivel nacional. El primero de ellos es el mejor Captain Falcon del país, MT, actualmente el octavo mejor jugador de España según el último ranking oficial de Smash Bros. Spain. Otro es THROWRYUKEN, ahora conocido como Daimon, el mejor Ryu del país y número 14 en el ranking. El último de ellos es Shancks, que ha estado en pasadas versiones del rank en el top 50 español y actualmente está en la duodécima posición en el ranking de Madrid.

Foto: Dr. DVD, Roll Dynasty 2

Nervios por las aglomeraciones

Muchos jugadores aseguran sentirse muy nerviosos en los torneos por la gran cantidad de jugadores que hay. Es un ambiente extraño y al que pocos están acostumbrados, sobre todo cuando tienen poca experiencia en esta clase de eventos competitivos. A todo ello hay que sumarle la presión de jugar al máximo posible y de alcanzar los resultados que nos hemos propuesto.

A pesar de que algunos jugadores medianamente experimentados se ríen de aquellos usuarios que afirman que “han perdido por los nervios provocados porque hay mucha gente“, hay algo de verdad en lo que dicen. Evidentemente, echarle la culpa a las aglomeraciones de todo el desempeño es una gran falacia y por ende una john más. Es un factor más, aunque no sea el único. Sin embargo, si no sabemos encajar bien este problema, puede ser ese pequeño rasgo diferenciador que nos haga cometer un error en un momento clave o nos haga jugar ligeramente (o muy por debajo) de nuestras posibilidades, hecho que puede facilitarle la victoria a nuestro contrincante.

Este problema existe y cada persona lo vive de distintas formas. Algunos, de hecho, pueden desarrollar enclofobia, un miedo irracional a las aglomeraciones. Si no tienes este problema, puedes trabajar los nervios por ti mismo. Si lo padeces y eres incapaz de enfrentarte a una situación similar a un torneo, necesitarás ayuda profesional, no solo para Smash, sino para tu vida diaria, porque, como todas las fobias, es incapacitante.

Al preguntar a los top players sobre qué hacer ante casos de nervios, la mayoría coinciden en varias cosas. MT nos aconseja que si nos ponemos nerviosos hemos de buscar qué nos sirve para relajarnos y potenciarlo: “Aprende qué te ayuda. Técnicas de respiración, música… todo vale. Por ejemplo, a mí me sirve ponerme a pensar en cosas ajenas al torneo”.

De hecho, nos aconseja que no nos centremos solo en competir, sino que hagamos más cosas: “Juega con mucha gente, haz amigos y no te focalices solo en que es un torneo. Tener gente con la que hablar después de las partidas es muy sano e importante”.

Daimon nos comenta que él sigue una serie de rutinas para controlar los nervios y que le ayudan en su desempeño: “Al jugar delante de varias personas respiro profundamente antes de comenzar una partida y escucho música durante el set. Eso me ayuda a concentrarme mejor y elimina esos factores externos que me podrían distraer. Además, un simple chicle puede marcar una gran diferencia porque puede actuar como método antiestrés para cuando vayas a jugar en stream”, por ejemplo. De hecho, comenta que la experiencia es clave para “eliminar los nervios”.

Shancks coincide con MT en la necesidad de apoyarse en otros jugadores, aunque cree que es importante que nos mantengamos en una zona de confort. Él mismo admite que ante las aglomeraciones es el primero que se pone nervioso, y nos sugiere lo siguiente: “Yo recomendaría estar con una o dos personas que conozcas y centrar tu atención ellas. Es decir, ignorar un poco al resto de la gente que hay y encontrar un espacio físico que no sea agobiante”. De hecho, es claro en relación a sus características ideales: “Que corra el aire”.

Por otra parte, Shancks nos aconseja que vayamos a más torneos para quitarnos los nervios: “Todo el mundo te lo dirá, pero es que es verdad. Cuanto más acostumbrado estés a dicho ambiente, al final acabarás por no ponerte nervioso y no te agobiarás demasiado por las situaciones estresantes que se dan en un torneo”. Nos comenta que él hasta hace bien poco “todavía tenía bastantes nervios en los torneos”, a pesar de su experiencia en numerosos encuentros. Nos explica que “hablar con gente y sociabilizar” ayuda mucho, ya que “el tiempo que le dedicas a hablar de otras cosas ayuda a no estar concentrado en los nervios que te provocará el torneo”. Resume que hemos de centrarnos en simplemente divertirnos, no olvidar que hemos practicado e intentar hacerlo lo mejor posible.

Foto: Dr. DVD, Roll Dynasty 2

¿A quién le importan esas opiniones?

Estás jugando un match y lo estás dando. Entonces, una persona cualquiera se acerca y suelta un comentario negativo o incluso ofensivo acerca de tu gameplay. Algunos players se derrumban ante esa situación, se distraen y no saben reponerse. Este elemento es incontrolable, pero tenemos herramientas para minimizar su impacto o incluso hacer que nos pase desapercibido.

MT mismo admite que eso “ha pasado desde siempre” y que “todos los jugadores hemos sufrido comentarios negativos, desde el top 1 hasta el 350… ya sea por tu personaje o por quien seas”. Por ello, su mensaje es claro: “Lo mejor es hacer oídos sordos y concentrarse en la partida”, ya que “siempre hay alguien al que no le eres afín y no podrá evitar lanzar comentarios negativos”.

Throwryuken nos explica que independientemente del contenido del mensaje, oír sonidos externos a la partida es una prueba de que estamos haciendo algo mal: “Eso significa que no estamos 100% concentrados, por lo que hay que conseguir ‘bloquear’ esas distracciones”. Nos da un consejo que puede resultar muy útil: “A mí me ayudó bastante el ponerme a escuchar música durante mis sets o utilizar cascos para el sonido del juego”.

Shancks coincide en que el uso de auriculares puede ayudar mucho: “Yo lo primero que recomendaría es jugar con cascos enchufados a la consola, con música o como última opción con aislantes del sonido. Yo hago esto último si no puedo conectar auriculares a la tele”. De hecho, recuerda que “siempre has de intentar concentrarte lo máximo posible e intentar no tener distracciones ajenas a la partida, incluyendo esos comentarios. No escuches nada que no esté fuera del combate, salvo la música que llevas”.

Por ello, lo mejor es ponerse música o conectar auriculares al televisor o al Gamepad si está disponible. Y si no tenemos esa posibilidad, lo suyo es entrenar para poder concentrarse tanto en la partida que nos sea ajeno todo lo que ocurra alrededor de nosotros.

Foto: Dr. DVD, Roll Dynasty 2

Los famosos combates en stream

Si vas a torneos y sobre todo consigues ganar combates y escalar en la bracket, es inevitable que en algún momento te llamen para aparecer en una retransmisión en directo. Todo el mundo te verá, ganes o pierdas, y sabes que dos casters van a comentar tu gameplay: dirán lo que haces mal, lo que haces bien… y todo aquel que siga el torneo desde sus casas vía Internet podrá escucharlo y verte.

Es normal que esta situación te ponga nervioso, y de hecho la mayoría de los entrevistados coinciden en que todos esos elementos externos pueden llegar a poner a prueba el mindset del jugador competitivo, por lo que hay que hacer un pequeño trabajo extra para que al final sea un combate más.

MT ve un combate en streaming como una oportunidad y algo bueno: “Todo es positivo. Te vas a dar a conocer y luego podrás analizar tu set. No tengas presión, y si eres nuevo piensa que todo lo que hagas es una toma de contacto. Aprovecha la oportunidad y disfruta”. De hecho, él afirma que le “encanta estar en stream” y cree que esas diferencias respecto al offstream siempre son positivas.

Daimon/Throwryuken admite que un combate en stream es bastante distinto a uno offstream, y de hecho que haya retransmisión “cambia bastante” las condiciones en relación al mindset. Comenta lo siguiente: “Cuando jugamos en stream nos solemos poner más nerviosos porque queremos hacer una buena actuación y quedar bien en el torneo y al mismo tiempo estamos jugando para entretener a un público”. Igualmente, quiere recordarnos que “es un juego, al fin y al cabo, y nos lo tenemos que pasar bien“, por lo que aunque estemos jugando también para los espectadores, lo hacemos también “para divertirnos nosotros mismos y mejorar nuestro gameplay”.

Shancks es muy directo al preguntarle sobre los combates retransmitidos y de inmediato admite que él es “alguien que ha perdido la mayoría de sus combates en stream”. Comenta que una diferencia importante es que se puede notar en estos casos es que “hay mucha gente viéndolo y que alguien a quien conoces podrá seguirlo esté donde esté. Además, después se subirá a YouTube, por lo que cualquiera lo podrá mirar y te someterás a crítica por parte de muchas personas”. Admite que eso puede “poner bastante nervioso”, pero recuerda que “no se debe pensar así. Hay que tener en cuenta que es un combate más, por lo que lo mejor es ignorar las capturadoras y jugar como si fuera offstream”.

Foto: Dr. DVD, Tech Republic III

La mentalidad de torneo

Es importante tener un buen mindset en el Smash competitivo en general, pero también hay que trabajar la mentalidad de lo que es el torneo, que es un factor que se construye alrededor del propio juego, y no dentro de él.

MT nos explica que esta “mentalidad de torneo” hay que tenerla tanto dentro como fuera de él. En su caso, expone que él tiene una serie de ideas que le ayudan a tener un buen mindset. Una de ellas es la que él denomina “autocrítica constructiva: “Perder no es 100% culpa tuya. El primer game siempre es una lucha de estilos (hay mucho bait y mucho juego seguro), por lo que perder en esa partida no significa que todo haya acabado: toca pensar en qué te has comido, dónde has fallado y cómo solucionarlo”, comenta.

Por otro lado, cree que es importante ir con una idea de superación, según expresa: “Siempre está bien pedirte más. Puedes empezar con cosas pequeñas, como mejorar tus punishes o el movimiento. Tras eso, puedes pasar a querer ganar a gente rankeada. Hay que ir poco a poco, eso sí, ya que nadie ha empezado desde lo más alto”. De la misma forma, aconseja expresamente distinguir los comentarios destructivos: “Habrá gente que no te aportará nada y otra que de verdad te quiere ayudar. Está claro a quién tienes que ignorar”, explica.

Daimon cree que la mentalidad para cada torneo se basa en la idea de “aprender para ser mejores jugadores“. De hecho, sostiene que “no nos tenemos que enfocar tanto en los resultados, ya que solo conseguiremos frustrarnos si no conseguimos nuestras expectativas”. Distingue que, de hecho, estos son un “‘efecto secundario’ del camino que seguimos para llegar a nuestro objetivo principal, y muchas veces no se reflejará inmediatamente. Por ello, hay que enfocarse en el aprendizaje y disfrutar del camino”, aconseja.

Shancks nos insta a que “intentemos divertirnos y jugar lo mejor posible independientemente de quién sea nuestro rival”. Admite que a veces “el simple hecho de que nuestro contrincante sea un top player puede ponernos nervioso y puede provocar que cometamos errores por el simple hecho de pensar que es mejor”. Nos pone un ejemplo de éxito personal: “El mayor upset que he hecho en mi vida ha sido el de ganar a El_Pitikla en el Tech Republic II. Lo cierto es que mientras jugaba con él no estaba muy puesto en la escena competitiva y no tenía ni idea del gran jugador que era. Para mí era una persona más y le pude ganar. Fue un combate en el que no estuve nervioso y cuando lo terminé ni siquiera era consciente de que había ganando a un top player”, nos comenta.

MT también quiere recordarnos que si mientras estamos jugando nos pone nervioso el público presente, hemos de tomarnos la situación como que “la gente lo está disfrutando. Si estás a punto de ganar a un jugador por encima de ti, muchas personas te estarán apoyando. Aún así, no tienes la obligación de ganar y no tienes que demostrarle a nadie estilo o skill. Simplemente, quieren estar presentes y pase lo que pase la gente lo celebrará contigo o te intentará animar si te remontan”. De hecho, nos recuerda: “Por suerte, nuestra comunidad está muy unida”.

Nos aproximamos a la recta final de esta saga de artículos y pronto publicaré los últimos, ya que creo que estoy tocando todos los aspectos necesarios. Por ello, si se os ocurre alguna idea para futuros textos relacionados con el mindset en Smash, estaré encantado de tenerla en cuenta para escribir nuevos artículos relacionados con la mentalidad del jugador competitivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *