Stream OFFLINE
Nos vemos en la próxima retransmisión.

[COLUMNA DE LA SEMANA] ¿Somos atletas, o meros frikis?

¿Son los eSports, y por tanto Smash, deportes?

La revolución de los eSports ha generado una duda que ha traído cierta discusión al mundo del deporte: ¿son los eSports deportes? Para muchos, especialmente los jóvenes aficionados a los eSports, la respuesta es fácil: sí. Pero, para otros, fundamentalmente gente mayor o personas que no juegan mucho a los videojuegos, también tiene una respuesta fácil: no. Sin embargo, ninguna de las dos partes estaría en lo correcto, pues esta pregunta no tiene una solución sencilla; antes de nada, hay que preguntarse qué es un deporte. En esta columna expresaré algunas de mis ideas del tema e intentaré responder a la pregunta de si nosotros, jugadores competitivos de Smash Bros., somos atletas, o, como se nos considera generalmente, meros frikis.

 

Para responder a esa pregunta, comenzaré reflexionando por el nivel más básico de todos los deportes: ¿qué tienen en común el fútbol, el baloncesto y el curling? En su nivel más fundamental, que todas son actividades arbitrarias que miden habilidades generales. Da igual cuántas explicaciones intentemos encontrar para las reglas del fútbol: llegará un momento en el que tengamos que aceptar que son, simple y llanamente, arbitrarias. ¿Por qué hay cierto número de jugadores en cada equipo, en un campo de ciertas dimensiones, que tienen que meter una pelota dentro de una portería? La respuesta es “porque sí”.

 

Todos los deportes se basan en realizar una tarea arbitraria, como meter una pelota en una canasta, pasar una pelota entre dos palos o golpear una pequeña bola con una raqueta y hacerla pasar por encima de una red. Pero, como dije antes, todas estas actividades miden capacidades generales: resistencia física, facultad de planificación y estrategia, coordinación, reflejos... Pero, no todas las actividades arbitrarias que requieren habilidades generales son deporte; si no, tirar patos por la ventana sería un deporte, o lanzar una botella al aire. Estas acciones no son deportes porque les falta una característica imprescindible: reglas.

 

No hay deporte sin regla, ya sea el béisbol, el golf o el curling. Una serie de normas delimitadas y estandarizadas son esenciales para que una actividad sea un deporte. Además de reglas, en los deportes se debe poder competir por ver quién es mejor; si no, la oca o el parchís serían un deporte, pero su factor de suerte frustra todo intento de medir las habilidades con otra persona e incluso de mejorar dichas habilidades. Hasta ahora, los eSports, y por tanto Smash, cumplen con los requisitos básicos: son actividades que miden capacidades generales como los reflejos, la estrategia, el aguante, la concentración, el trabajo en equipo, etc.; tienen reglas estandarizadas; y son competitivos y permiten el entreno y la mejoría de las habilidades. Sin embargo, ahora entraremos en el pantanoso terreno en el que empiezan a surgir las dudas: ¿no debe ser un deporte una actividad física?

 

«El ajedrez competitivo resulta profundamente agotador y extenuante, por lo que requiere de un extraordinario aguante físico para soportar las largas y duras sesiones de juego»

 

Es justo aquí donde se produce el gran conflicto. La mayoría de expertos no tiene ningún problema en reconocer los eSports como una competición seria; pero, sí tienen dificultades a la hora de entenderlos como deportes, y la razón de ello es que en un deporte es fundamental el esfuerzo físico. Para esta parte de la discusión, es de gran ayuda el ajedrez, un juego de mesa intelectual que es considerado deporte por el Comité Olímpico, y para defender esta postura argumentan que el ajedrez competitivo resulta profundamente agotador y extenuante, por lo que requiere de un extraordinario aguante físico para soportar las largas y duras sesiones de juego.

 

Aquí llegamos a un punto crucial, pues si este argumento no te convence y no consideras que el ajedrez sea un deporte, entonces el eSport no es un deporte para ti. No obstante, si te convence y aceptas la condición deportiva del ajedrez, los eSports y Smash Bros. aún no han llegado a su “Game Over” en esta “carrera” por ser reconocido como deporte. Pero, tras este requisito, llegamos a uno que, desgraciadamente, no cumplen la mayoría, y menos en España: un deporte debe estar regulado internacionalmente por instituciones.

 

El fútbol, el baloncesto, el ajedrez... todos tienen sus federaciones, organizaciones e instituciones. Afortunadamente, en varios lugares del mundo, especialmente en países donde los eSports son relevantes, como EE.UU., los deportes electrónicos tienen federaciones o están comenzando a ser regulados, en cierta medida, por alguna institución. En España, tristemente, no podemos decir lo mismo. Por ahora, los eSports aquí no gozan del prestigio de deportes tradicionales, y menos aún Smash Bros., que es una competición enana comparada con los titanes como LoL, Counter Strike o FIFA. Me temo que, hasta que estemos respaldados y reconocidos por instituciones, nuestra actividad no será un deporte; tal vez sea una competición seria, una competición intelectual, pero no un deporte. Ojalá cambie esto pronto y se nos considere, en vez de meros frikis, atletas. Eso sí, hay una última pregunta, que no responderé, que hace tambalearse todo lo dicho: ¿puede considerarse deporte una propiedad intelectual de una empresa privada? ¿Puede ser un deporte algo que no es de todos porque tiene un dueño?

Comentarios

Debes estar logeado para poder dejar comentarios.


5 comentarios Ordenar comentarios por
Temporalin
Buen análisis, Jasku, me gusta tu reflexión final sobre la propiedad intelectual y el peso que tienen las empresas en este aspecto.
0
Ditto6464
El problema de los e-deportes es que acaban de nacer (el concepto se ha popularizado hace menos de diez años y la movilización masiva de marcas es reciente, aunque ya se compitiera en el siglo XX). Es un concepto que aún "choca" para muchas personas conservadoras ya que no se ve en un videojuego la profundidad técnica o táctica que un deporte como por ejemplo fútbol o baloncesto podría tener. Actualmente llamamos esport a cualquier juego adaptado (o forzado) a ser competitivo, es algo que ayuda a los productores a captar la atención de sponsors. Si es por esfuerzo físico como ya han comentado, el hecho de aguantar media hora de Bo5 en Grand Finals o un día completo de sets a máximo nivel en un nacional creo que requiere lo mismo que puede requerir el ajedrez. Las federaciones ya comienzan a existir en España, pero por desgracia están siendo víctimas de la comercialización y no son más que empresas maquilladas de un concepto "chulo" que te regalan descuentos en tiendas... Y ya. En resumen, que nice job señor Jasku.
1
Tunio Tuñete
Me gusta mucho el enfoque que le has dado, desgranando al máximo la palabra "deporte". Porque mucha gente responde muy rápido que sí o que no, sin pararse a plantearse qué es un deporte En mi opinión, la cuestión terminológica debería apartarse. Lo que está claro es que los e-sports son una competición; llamarlos o no "deporte" es más una cuestión de respeto y aceptación social tal y como lo veo. Como si llamarlos de esa forma le diera más caché a la competición a los ojos de los demás
0
Gelo
me alegra mucho ver un artículo tan bueno respecto a este tema. es un tópico que siempre saco con mi padre de vez en cuando pero tú lo has comentado de una manera mucho más extensa pero más fácil de entender. buen artículo!
0
Ramonium
El automovilismo también es un deporte y algunas personas lo cuestionan. Y a mí me parece bastante claro... que sí, las 24 Horas de Le Mans es una competición de pura resistencia, pero anda que no termina uno muerto después de un Bo5 en rondas altas de un torneo. Sinceramente, yo no podría estar 24 horas seguidas sin parar jugado a Smash competitivo. Acabaría vomitando a las seis o siete xD Con el paso del tiempo, los e-sports acabarán siendo considerados deportes de forma global. Es inevitable. Aunque todavía quedan unos añitos para ello, yo creo que todo eso llegará en menos tiempo de lo que parece.
3