Stream OFFLINE
Nos vemos en la próxima retransmisión.

Próximas retransmisiones:


Torneo
Fecha
21/09/2019 11:00

ESPECIAL EVO: viaje a la cima del mundo de los Fighting Games (parte 1)

Todo acerca de la organización, la venue y el streaming del EVO contado por el único participante español de Ultimate

El Evolution Championship, mejor conocido como simplemente EVO, es el torneo de mayor prestigio dentro del mundo de los Fighting Games: es de los pocos eventos, si no el único, conocido por aquellos ajenos al mundillo, reúne el mayor nivel que se puede ver en cualquiera de las distintas disciplinas que ofrece (Street Fighter, Tekken, Smash Bros., Dragon Ball Fighter Z...) y es, probablemente, el evento de fighting games más esperado del mundo. Se celebra desde hace años en Las Vegas, y en esta edición, al igual que en otras, tuvo lugar en el Mandalay Bay, un opulento hotel que posee un espacio para convenciones (Mandalay Bay Convention Center) y otro, un estadio, para eventos como conciertos o las finales del EVO, que se jugaron el domingo. EVO 2019 ha sido el torneo de Smash Bros. más grande de la historia, habiendo conseguido reunir la friolera de 3.534 jugadores en Super Smash Bros. Ultimate.

Espectadores a primera hora de la mañana esperando a que se inicie el stream. Foto por Jasku.

 

Yo soy Jasku, un jugador sevillano y el único español que asistió a esta edición para participar en Super Smash Bros. Ultimate. Gracias a unas circunstancias muy particulares, tuve la oportunidad de ir y no la desaproveché: el jueves uno de agosto me subí a un avión que me llevaría a Las Vegas a experimentar el que probablemente sea el mayor torneo de mi vida.

Como además de jugador soy redactor en SmashBrosSpain quise darle otro enfoque a mi aventura y decidí recoger información, imágenes y demás para escribir una serie de artículos acerca de la experiencia y además montar un vídeo especial que enseñaré al final. Se dividirá en varias partes: la primera hablará de la organización del evento y la segunda de la experiencia como jugador. Dicho esto, empezaré hablando de lo primero que encuentra uno si decide ir al EVO: la inscripción.

 

Inscripción:

 

Como todo torneo actual de Fighting Games, la inscripción se realizaba a través de Smash.gg. Antes de poder inscribirte a cualquiera de los torneos, debías pagar la venue fee, que a su vez dependía de la fecha en la que te inscribías: si lo haces en las primeras semanas, pagas el early bird de 45$, si pasa la fecha del early bird el precio subía a 65$, y si dejas pasar aún más tiempo, sube incluso más. Además de esto, había que pagar 5$ obligatorios por si te apuntabas a un torneo de BYOC (Bring Your Own Console). La inscripción para cualquier torneo era de 10$, dinero que sería destinado a los premios. Para terminar, aunque ajeno a la organización de EVO, había que pagar unas tasas de 5$.

Sin embargo, a pesar de la considerable cantidad de dinero que has pagado, aún no estaba cubierto el pago para la asistencia a las finales del domingo para las que tenías que pagar otros +60$ extra. Esto se debía a que tenían lugar en otra venue distinta: el Mandalay Events Center, que tiene un estadio apropiado para este tipo de acontecimientos.

Además de la página en Smash.gg, EVO tiene su propia página en la que ofrece información acerca del evento y respuestas a preguntas frecuentes. En caso de que tu duda no esté en la lista de preguntas frecuentes, existe la posibilidad de hacerles la pregunta directamente a la organización, la cual responden en unos pocos días. Lo cierto es que la organización era eficiente y trabajadora y que ponía de su parte para ayudarte con lo que necesitases.

La inscripción, aunque cara (especialmente para los estándares españoles), es sencilla, fácil y rápida, y además dispones de la información y ayuda de la propia organización del evento para que no haya ningún problema. Tras la inscripción hablaré de lo que probablemente sea lo que más os interesa a los lectores de este primer artículo: la venue.

 

Venue:

 

El torneo se celebró en el Mandalay Bay Convention Center, un recinto dedicado a convenciones como el EVO, el cual pertenecía al Mandalay Bay Resort and Casino, un lujoso hotel y casino situado cerca del evento. El local que acogió el consagrado torneo era ciertamente enorme y rico, ostentoso y opulento: se extiende sobre unos 93.000 m² y nada más entrar se ve uno sorprendido por la belleza del lugar, muy inusual en los torneos en España.

Mandalay Bay Convention Center. Foto por Jasku.

 

Justo después de atravesar la extensísima entrada, que consiste en un pasillo bastante largo (probablemente más espacioso que la mayoría de venues españolas) llegabas a una aún más espaciosa y grande sala con restaurantes y tiendas. La mayoría de restaurantes de aquí eran de comida rápida, pero si en vez de ir hacia el torneo girabas hacia el casino, los restaurantes se tornaban en caros y lujosos establecimientos de calidad.

Entrada al evento. Foto por Jasku.

 

Una vez atravesabas la zona de comidas, y tras pasar las medidas de seguridad (rayos X, detectores de metales...), llegabas al fin al espacio del evento, el cual era ni más ni menos que una enorme sala de un tamaño mayor que el del FIBES (Sevilla) o mayor que dos o tres recintos del IFEMA (Madrid) juntos. Aparte del tamaño, el recinto era igual que cualquier otro que podría encontrarse en un salón del manga grande. Dentro, se distribuían las distintas zonas del evento: una mitad del espacio estaba dedicado a los torneos, por lo que tan solo había setups para los distintos juegos, los cuales estaban separados; y la otra mitad se repartía entre tiendas del tipo "salón del manga" y la zona de BYOC ("Bring Your Own Console" o "Trae tu propia consola" en español) en la que la gente podía poner su consola para jugar freeplays. Iré por partes: primero, la zona de torneo.

Zona de Super Smash Bros. Ultimate. Foto por Jasku.

 

Como  bien dije, la mitad de la venue dedicada a torneo se dividía por juegos: Street Fighter, Tekken, Smash Bros., Dragon Ball... y en cada zona tenían unas cuantas setups aunque, a ser sinceros, el número de estas era decepcionante. A pesar de ser muchas (especialmente si lo comparamos con los torneos españoles), dado que era el torneo más grande de la historia de Smash Bros., fueron bastante menos de lo que esperaba: por pool había solo tres setups (en el siguiente artículo hablaré de lo que esto significa a nivel de jugador).

En la otra mitad, había tiendas con merchandising oficial, merchandising de fans, merchandising del EVO y otras tiendas como la de Controller Chaos en la que se vendían mandos custom u otra en la que se vendían HitBox. Esta zona no podía recordar más a los salones del manga: vendían el mismo tipo de cosas (salvo los mandos y controles de juego) por precios altos. Aquí, al fondo, también había tiendas de comida, pero los precios de estas eran tan desorbitados que era mejor salir de la venue para comer afuera. Además de las tiendas, estaba la zona BYOC donde se celebraban torneos de los juegos que no aparecieron en la lista del EVO, y donde la gente dejaba sus consolas para poder jugar freeplays.

Tienda de Controller Chaos. Foto por Jasku.

 

Respecto de los baños, que merecen su propio párrafo, hay que destacar que no eran suficiente para los miles de asistentes: estaban colapsados por colas largas desde que empezaba el día hasta que acababa. Ir al baño a utilizar el váter (que no los urinales) significaba embarcarse en una aburrida y tediosa espera que duraba como mínimo diez minutos a pesar de que había varios servicios a lo largo del recinto.

Por tanto, aunque grande y espaciosa, la venue, salvo por la espectacular entrada, no se diferenciaba mucho de la de cualquier otro salón del manga: tiendas, precios altísimos, merchandising, baños colapsados, setups insuficientes para el número de visitantes... aunque, a fin de cuentas, cabíamos todos y podía estarse ciertamente cómodo, no como en otros salones del manga en los que he estado. Debo mencionar, por último, que la venue disponía de Wifi gratis para quien quisiera conectarse, pero que era tan lento e inconsistente que ni valía la pena.

 

Streaming:

 

Por último, quería hablar del streaming, que nada tiene que ver con lo que suele verse por España; lo más parecido que hemos llegado a tener ha sido en el Tech Republic III cuando Geeky Goon Squad montó el stream. En todo momento había alguien con la cámara preparado para grabar y enfocar a aquello que le dijesen desde realización, entre cuyos encargados estaba GimR, quien se pasaba el día entero de un lado para otro atento a todos y cada uno de los aspectos del streaming y a lo que sucedía en las partidas.

Escenario de Super Smash Bros. Ultimate y el equipo técnico para el stream. Foto por Jasku.

 

Con todo un set de antelación, los jugadores que iban a salir en stream se sentaban cerca de la setup del escenario esperando a su turno para jugar. Con esto, se aseguraba la absoluta fluidez en el cambio de sets en stream para que los espectadores pudiesen disfrutar de la mejor experiencia.

Los casters se situaban detrás del telón que había inmediatamente detrás de la pantalla del proyector del escenario. Ahí podía verse todo el equipo técnico y todos los aparatos que tenían a su disposición: focos, cámaras, micrófonos... Además de esto, los casters se cambiaban cada largo rato por otros de una forma fluída y natural.

Pero, no todos los espectadores veían los sets a través del stream: también estábamos los que nos emocionábamos con las partidas en persona. Para nosotros había preparado un escenario secundario (había dos secundarios y uno principal) con cientas de sillas para que pudiésemos sentarnos a disfrutar del hype y la intensidad de los enfrentamientos. La experiencia en vivo no tiene nada que ver con la visualización online desde el sofá: la emoción y la tensión son contagiosas, y en un momento pasan cientas de personas de tener el corazón a punto de salírsele por la boca a explotar en gritos y vítores, todos al unísono, ante los sets de algunos de los mejores jugadores del mundo. Desde luego, ver los combates en vivo en el EVO era único.

A manos de VGBootcamp, el stream del EVO fue un ejemplo de profesionalidad y demostró ser uno de los de mayor calidad a nivel mundial. Lo único malo fue que, cuando no tenían imágenes que mostrar, ponían las del EVO del año pasado, es decir, de SSB4. Pero, quitando eso, el resultado, gracias al esfuerzo de VGBootcamp y de todos aquellos profesionales involucrados, fue más que excelente.

 

Conclusión:

 

  • Lo bueno: el tamaño de todo era espectacular, la calidad del stream era sublime y algunas tiendas tenían merchandising original de altísima calidad.
  • Lo malo: los precios eran abusivos, las colas insoportables y la cantidad de setups decepcionante.

 

Aquí termina la primera parte del especial sobre el EVO. En la siguiente hablaré de la experiencia como jugador en un evento de este calibre, así que será mucho más personal y emocional que el primero. A mi parecer, el segundo artículo es infinitamente más interesante, por lo que os recomiendo no perdéroslo. Intentaré llevaros conmigo a esta gran aventura a través de mi narración, e intentaré haceros llegar la emoción, la sorpresa, y todo lo bueno y todo lo malo que siente uno al encontrarse ante el torneo más prestigioso del mundo: el EVO.

Comentarios

Debes estar logeado para poder dejar comentarios.


3 comentarios Ordenar comentarios por
Tunio Tuñete
Es un lujazo tener a alguien que ha ido a un lugar como este y que encima se toma el trabajo de explicarnos cómo es la experiencia de la forma más detallada posible Muchas gracias. Deseando ver el siguiente
El_Bardo
La verdad es que es bastante hype tener un punto de vista de un jugador español en el EVO. Tengo ganas de ver el segundo articulo ya desde el punto de vista del jugador, pero sobretodo de ver el video! ¡Quizá el año que viene se anima mas gente a ir (yo incluido)!
Makoto
De los mejores artículos que he leído, desde hace tiempo he querido una crónica del EVO contada de primera mano de esta manera, un trabajo genial Jasku. Espero impaciente las siguientes partes : 3